TwitterFacebook LinkedInRSS Feed
El gobierno prohibirá los bonos de bienvenida el 1 de mayo de 2021. Si te interesan, aprovecha los bonos de bienvenida antes de que sean prohibidos.
miércoles, 23 de diciembre de 2020

Cómo funcionan las apuestas en contra lay

pizarra apuestas en contra

Apostar en contra es una de las novedades y aspectos más difíciles para los que se inician en las apuestas de contrapartida. En este artículo te explicamos en profundidad en qué consisten y cómo hacerlas.


Apostar en contra es diferente


Como decíamos anteriormente, en el mundo de las apuestas exchange, uno de los temas más difíciles de entender para los que siempre han apostado en casas de apuestas clásicas son las apuestas en contra o lay. Como decíamos en el artículo anterior, en el que explicábamos en profunidad las apuestas cruzadas, las apuestas pueden ser a favor o en contra.

Casilla rosa


Siguiendo con el ejemplo del artículo anterior, la casilla de color rosa es la dedicada a las cuotas que apuestan en contra del resultado. Así, si estamos en el mercado de marcador correcto, en el resultado 1-1, las apuestas a favor tendrán su cuota en la casilla azul, y las apuestas a la contra, tendrán su cuota en la casilla rosa.
En la casilla rosa, "lay", siempre, la cuota es algo superior a el recuadro con la cuota "back".

Qué significa apostar en contra


Apostar a la contra es exactamente eso, que no salga el resultado de la apuesta. En el ejemplo de resultado 1-1, si apostamos a la contra, ganaremos nuestra apuesta si no sale 1-1, es decir, cualquier otro resultado diferente de 1-1. En este caso, hay un número indeterminado de resultados que nos darán la victoria si apostamos a la contra. Por el contrario, si el mercado es resultado final de un partido de fútbol, tan sólo hay tres resultados posibles: gana el local ( 1 ), empate ( X ) y gana el visitante ( 2 ). Por tanto, si apostamos a la contra del 1, ganaremos tanto si sale X como si sale 2.

Cuota 1,01 y ganancias de 100 euros


Lo anterior no es difícil de entender, pues tiene mucha lógica, pero el problema para los que se inician en este tipo de apuestas es la cuota y la cantidad apostada. Por ejemplo, imaginemos que la cuota a favor es 1,01. Si apostamos a favor 100 euros y ganamos, ganaremos 1 euro. Hasta aquí, todo correcto. Pero, ¿qué ganaremos si apostamos a la contra a cuota 1,01? ¿Ganaremos también 1 euro? Pues no. La respuesta correcta es que ganaremos 100 euros, exactamente lo que pierda el que apostó a favor.

Ganas 100 euros y arriesgas 1


Sí, si no estás acostumbrado a este tipo de apuestas, esto es chocante. Pero sigamos con la operativa de las apuestas a la contra. La persona que apuesta 100 a favor del 1,01, arriesga 100 euros. Por el contrario, el que apuesta en contra de ese resultado, aunque realmente debe colocar que "apuesta" 100 euros para igualar esa apuesta, en realidad no arriesga 100 euros, sino que arriesga lo que ganaría el jugador que apuesta a favor, es decir, 1 euro.

Cómo se calcula el riesgo y la ganancia de una apuesta en contra


La respuesta a esta cuestión es bastante sencilla. Cuando apostamos en contra, nuestra ganancia, si acertamos, es exactamente la cantidad que ponemos en la apuesta. Pero no nos confundamos, esa cantidad no es la que arriesgamos, es decir, la que perderemos si no acertamos nuestro pronóstico. Lo que perderemos será lo que ganará el que apueste a favor. Recapitulando:
  • Apostando en contra ganaremos la cantidad que pongamos en la apuesta
  • Apostando en contra arriesgamos: cantidad de la apuesta x ( cuota - 1 )

Las ganancias están claras, pero calculemos con un ejemplo lo que perderemos si fallamos la apuesta. Si la cantidad es 100 euros y la cuota 1,01 tenemos:
Cantidad arriesgada = 100 x ( 1,01 - 1 ) = 100 x 0,01 = 1 euro

¿Apostar en contra es un chollo?


Esto de las apuestas en contra parece que es un chollo, porque puedo ganar 100 euros pero sólo puedo perder 1 euro. Pues en realidad, no hay chollos ni nada gratis en el mundo de las apuestas, como en general en la vida. Esta aparente ganga se debe a la cuota que hemos utilizado en el ejemplo: 1,01. Veamos otro ejemplo, en este caso, una cuota que podría ser para un resultado 1-1. En este caso, la cuota que vamos a utilizar es 6,00:
  • Apostando en contra, si colocamos 100 euros, las posibles ganancias serán 100 euros
  • Apostando en contra, a cuota 6,00, si perdemos la apuesta, perderemos = 100 x ( 6,00 - 1 ) = 100 x 5 = 500 euros

Es decir, a cuotas altas, el riesgo es alto y a cuotas bajas, el riesgo es bajo.

Riesgo, apuesta y cantidad igualada


Por tanto, y para resumir, la cantidad que ponemos en la apuesta, cuando apostamos en contra, no es lo que arriesgamos, sino la cantidad que igualamos a quien apuesta a favor. Lo que realmente apostamos es la cantidad arriesgada, que es lo que perderemos si fallamos la apuesta. En el útlimo ejemplo de cuota 6,00, lo que realmente apostamos son 500 euros, aunque la cantidad que debemos poner en el boleto de apuestas es la cantidad que queremos ganar, que en este caso es 100.
Esperamos que haya quedado medianamente claro pues se trata de un tema antiintuitivo. Si te ha quedado alguna duda, no dudes en ponerla aquí como comentario, e intentaremos resolverla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario