TwitterFacebook RSS Feed
Los bonos de bienvenida han muerto en España.
JUEGA CON RESPONSABILIDAD
Recogemos cookies
En esta web, como en la mayoría de webs, se recogen cookies y datos de navegación de quien la visita, por motivos técnicos o publicitarios. Si continúas navegando por esta web, nos estarás dando tu consentimiento a recoger dichos datos. Si quieres saber cómo se recogen, cómo se tratan dichos datos, o quieres cambiar la configuración, en cualquier momento, pica aquí,en nuestra política de cookies.

AVISO LEGAL
La ley española dice:
  • Los menores de 18 años tienen prohibido jugar o apostar online.
  • Está prohibido mostrar publicidad sobre juego online a los menos de 18 años.
  • Si juegas, debes jugar con responsabilidad
Esta web muestra, entre otros contenidos, información sobre casas de apuestas. Por tanto, la ley prohibe a los menores de 18 años acceder a esta web.
Declaro que soy mayor de 18 años y acepto las cookies

NO

martes, 7 de septiembre de 2021

GP Bélgica F1 2021: ¿aficionados estafados por la organización?

f1 fraude

El Gran Premio de Bélgica de Fórmula 1 del año 2021, el que se supone que se debía disputar en la jornada de ayer domingo 29 de agosto resultó ser un fiasco, aunque si miramos la clasificación, no hay nada raro. Pero si lo que eres es un aficionado, seguro que ayer te sentiste estafado. No eres el único. Si no viste el gran premio, a continuación te explicamos lo que ocurrió. En caso contrario, sigue leyendo, y me darás la razón.


Entrenamientos libres realizados con normalidad


El fin de semana había transcurrido más o menos normalmente. El viernes fue totalmente normal y el sábado la cosa se empezó a truncar a partir de la Q3 de la clasificación para la parrilla de salida de la carrera del domingo. En ese momento, en el que ya habían sido eliminados los monoplazas de Ferrari, y el piloto español Fernando Alonso, la lluvia hizo acto de aparición y con mucha fuerza. Sin embargo, la clasificación se disputó y tuvimos una parrilla de salida más o menos normal, con Verstappen en primera posición, en la pole, Lewis Hamilton en el tercer puesto y como invitado especial, a George Russell, con su Williams, en el segundo lugar de la primera línea de salida.

Domingo pasado por agua


Sin embargo, el día de la carrea, el domingo, las condiciones meteorológicas no eran ni mucho menos las mejores para disputar una carrera de este tipo, al menos, a toda velocidad. La dirección de carrera estuvo deliberando qué hacer y finalmente, se dio una vuelta de reconocimiento, en la que el monoplaza de Checo Pérez salió mal parado y chocó por culpa del agua. Por este motivo, ya no podría haber salido para disputar la carrera. A pesar de ello, la dirección de carrera se puso de nuevo a pensar a ver qué es lo que podían hacer para que se pudiera disputar la carrera, por lo que los técnicos de Red Bull se pusieron manos a la obra para intentar reconstruir el coche del mexicano.

El Gran Premiio se debía disputar a cualquier precio


La idea de los que decidían el transcurso de la carrera, en cuanto a su seguridad y viabilidad era de que se pudiera disputar, de la manera más segura posible. Pero lo más importante para estos dirigentes era que la carrera se disputara, o al menos, pareciera que se había disputado. Personalmente entiendo que la seguridad de los pilotos es lo más importante, pero si los coches no usan pneumáticos lisos o slip, y utilizan ruedan preparadas para lluvia intensa, la seguridad está asegurada. ¿O es que cuando vamos por la carretera y está lloviendo mucho, nos quedamos en casa? No, los coches, con sus ruedas con surcos, son suficientemente seguros como para poder circular con precaución por las carreteras llenas de agua.

La carrera se podía disputar pero con precaución


Por supuesto, en una carrera con mucha agua, las características de los coches, su velocidad y su aerodinámica se diluyen, y entra en juego más bien la pericia de los pilotos, por lo que el espectáculo y la emoción están más asegurados. Pero parece que esto no interesa tanto. El fair play brilla por su ausencia entre los dirigentes de la carrera. Los coches, por supuesto, no podrian ir tan rápidos, y los que más arriesgaran, tendrían más probabilidades de ganar, o de salir disparados y quedar fuera de carrera.

La dirección de carrera decidió estafar a los aficionados


Puesto que la dirección de carrera no estaba dispuesta a dejar que la carrera se disputara de forma deportiva ni tampoco a lo contrario, decidió estafar a los aficionados, y a las empresas que participan en el Gran Premio que se debía disputar en Spa-Francorchamps, y escoger la fórmula reglamentaria para que se diera la carrera por disputada, pero sin dejar que se corriera. Para ello, hicieron una gili salida, con coche de seguridad, que evitaba los adelantamientos y aseguraba que, ni se iban a estrellar los coches ni que cambiara la clasificación de salida, a excepción del coche chocado de Checo Pérez. Se dieron dos absurdas vueltas sólo para poder cumplir con la norma y dar el Gran Premio por disputado.

El GP de Bélgica se podría haber aplazado


Según la normativa de la F1, en el caso de disputarse al menos dos vueltas, y menos de 30, el número de puntos repartidos serían la mitad. Pero ¿por qué la dirección de carrera tenía tanto interés en finiquitar la carrera y darlo por disputado cuando realmente no se hizo? Si las condiciones climáticas no eran las adecuadas para que pudieran circular con seguridad los monoplazas, ¿por qué no suspendieron o aplazaron la carrera? En caso de aplazar la carrera, los aficionados y los pilotos podrían haber disfrutado de su deporte favorito en otro momento, en unas condiciones más favorables. Pero no, lo más importante para dirección de carrera no eran los aficionados sino sus intereses propios económicos.

Por qué la F1 tenía tanto interés en dar el GP por disputado


El hecho de dar por disputado el GP de Bélgica da a la organización todos los beneficios legales de haberlo realizado. El motivo era puramente económico. Puesto que tuvo lugar ( empezó y terminó el gran premio, de forma fraudulenta, pero acorde a la norma ), el "servicio" prestado por la empresa que gestiona la F1, fue el que se espera en los contratos contraídos por ésta. Tanto los aficionados que compraron su entrada para disfrutar de la F1 en Bélgica, como los que pagaron para verlo en televisión, las televisiones que pagaron por los derechos de emisión, los sponsors, los anunciantes, todos, recibieron "legalmente" el servicio contratado, pero en la práctica no recibieron nada. Podríamos decir que la F1 cobró pero no ofreció el servicio contratado, sino que emitió un justificante, de que el servicio había sido prestado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario