TwitterFacebook LinkedInRSS Feed
Los bonos de bienvenida han muerto en España.
JUEGA CON RESPONSABILIDAD
Recogemos cookies
En esta web, como en la mayoría de webs, se recogen cookies y datos de navegación de quien la visita, por motivos técnicos o publicitarios. Si continúas navegando por esta web, nos estarás dando tu consentimiento a recoger dichos datos. Si quieres saber cómo se recogen, cómo se tratan dichos datos, o quieres cambiar la configuración, en cualquier momento, pica aquí,en nuestra política de cookies.

AVISO LEGAL
La ley española dice:
  • Los menores de 18 años tienen prohibido jugar o apostar online.
  • Está prohibido mostrar publicidad sobre juego online a los menos de 18 años.
  • Si juegas, debes jugar con responsabilidad
Esta web muestra, entre otros contenidos, información sobre casas de apuestas. Por tanto, la ley prohibe a los menores de 18 años acceder a esta web.
Declaro que soy mayor de 18 años y acepto las cookies

NO

sábado, 29 de mayo de 2021

Casas de apuestas que aprovechan la ley de publicidad para echar a pequeños autónomos

el que da al rico, se empobrece

Como ya hemos hablado en este blog largo y tendido, el decreto de prohibición de la publicidad del juego, ha afectado mucho a la manera en la que las casas de apuestas deben hacer publicidad. Y esta web también se ha visto afectada. Hemos tenido que trabajar mucho para que la web cumpla la ley. Y la cumple. Pero algunas casas de apuestas están aprovechando la ocasión para reducir costes y enviar al paro a bastantes pequeños autónomos.


Si se prohibe todo lo dañino, prohibimos la vida


Así es. El decreto de prohibición de la publicidad del juego privado se excusa o busca los motivos de tal prohibición en el daño que hacen las apuestas a determinadas personas. Esta "ley" argumenta que el juego en empresas privadas, crea ludopatía. Puede ser que haya personas con tendencia a la adicción, de hecho, las hay. ¿Es motivo para prohibir en general? Pues no lo es, porque con esa lógica, habría que prohibirlo todo, por ejemplo, los coches, que causan muchas muertes cada año. O los cacahuetes, que hay personas que tienen alergias graves a este alimento.

La prohibición de la publicidad del juego no tiene base objetiva sino ideológica


El motivo de esta prohibición no se basa, en absoluto, en datos objetivos. Es una cuestión de opinión de algunas personas colocadas en el poder. No les gustan las apuestas o ellos mismos han tenido algún problema con ellas, y las prohiben. Bueno, no prohiben las apuestas, como no prohiben el tabaco o el alcohol, por dinero, porque los impuestos que se recaudan son más importantes que "la salud de los españoles".

La ley de publicidad del juego no frena la ludopatía


Se prohibe la publicidad para proteger a las personas con tendencia a la adicción. Toda decisión tiene sus consecuencias. Dudamos de los beneficios que traerá la prohibición de la publicidad de las apuestas a las personas con tendencia a la ludopatía. Está por ver, si tiene algún beneficio. Lo que sí que estamos viendo ya es que está prohibición genera pobreza.

La ley de publicidad del juego destruye puestos de trabajo


El sector de la publicidad de juego privado online, al ser reducido al mínimo, tiene la consecuencia de que se despide a muchas personas. Esta prohibición está destruyendo puestos de trabajo. Si reducirá la ludopatía, está por ver, pero que manda al "paro" a muchas personas, es una realidad. La teórica intención del gobierno de proteger a unas personas, deja sin trabajo a otras muchas. Se desviste un santo para intentar vestir a otro, que tal vez no se vestirá.

El gobierno no tiene en cuenta la destrucción de empleos y generación de pobreza


Los legisladores, al dictar leyes, deben valorar las consecuencias. Pero los políticos, parece que sólo valoran cómo les afectan a ellos dichas leyes. Si la clase política no sale perjudicada, no hay efectos negativos en la ley. De acuerdo, vamos a proteger a unos cuantos, y vamos a perjudicar a otros muchos. Mientras los perjudicados no sean los políticos, la ley es necesaria.

La ley de publicidad no compensa la destrucción de empleos


¿Qué medidas contempla el real decreto para minimizar el impacto de pérdidas de trabajo de dicha ley? Ninguna. De hecho, cuando se le ha preguntado a alguno de los impulsores de la ley, sobre los puestos de trabajo que se perderían con esta prohibición, simplemente han sonreído. No les importa, no es su problema. Ellos tienen en mente lo que quieren hacer y las consecuencias les traen sin cuidado.

Esta web, a punto de desaparecer


Esta web, y el autónomo que vive del trabajo que realiza para mantenerla en pie, no se va al paro, simplemente, se queda sin ingresos. ¿Los autónomos tienen paro? El gobierno destruye empleos con su ley, pero no los compensa. La reducción de la ludopatía está por ver, la destrucción de empleos y la miseria de familias es un hecho. Entretanto, los sueldos de los políticos se revalorizan.

Casas de apuestas que destruyen puestos de trabajo


Algunas casas de apuestas están ayudando a enviar al paro y a la miseria a muchas familias. El gobierno prohibe la publicidad y algunas casas de apuestas despiden a pequeños afiliados, que suelen ser autónomo. ¿Los despiden para cumplir la ley? No, esta web cumple la ley, pero algunas casas de apuestas deciden despedir pequeños afiliados, simplemente por el hecho de que son pequeños. La ley no los obligaba a despedirlos, pero estas casas de apuestas la aprovechan para despedir a autónomos y dar ese dinero a grandes empresas, que ganarán más dinero. El gobierno "que protege a los trabajadores" crea una ley que envía al paro a pequeños autónomos y enriquece a grandes empresarios.

El gobierno crea una ley que destruye empleos


Yo soy autónomo y pago mensualmente mi cuota, sólo por trabajar. Es indiferente que ingrese dinero, la cuota es fija y hay que pagarla sólo por trabajar. El derecho constitucional al trabajo se queda en "derecho a trabajar, obligación de pagar por trabajar, aunque no haya remuneración". Pues bien, el trabajo que realizo en este blog, de información, de redacción, de programar javascript para cumplir la ley, al no haber anunciantes, es un trabajo no remunerado. Y no hay anunciantes, no porque los prohiba la ley, sino porque esos anunciantes no quieren trabajar con pequeños autónomos. Les van más los grandes empresarios.

Betfair, Goldenpark, Pastón, Marathonbet, Botemanía, Gamesys destruyen empleos


De momento, las casas de apuestas que han decidido despedir a pequeños autónomos y dejar a sus familias sin ingresos han sido: betfair, goldenpark, pastón, marathonbet, botemania, gamesys, suertia ... No porque mi web no cumpla la ley, sino porque lo que les genero ( y lo que me pagan ) es insignificante para ellos. Muchos autónomos y pequeños afiliados, que son insignificantes para estos empresarios. Para estos empresarios, estas personas a las que despiden y sus familias, son insignificantes.  No es un despido técnicamente, pero si te rescinden el contrato de afiliación, significa que dejarás de cobrar, y en mi opinión, es lo mismo que un despido.
El caso más sangrante es el de Betfair, que además de echarte, te dice que no te pagará un mes entero que te debe, y además, te ha hecho trabajar como nunca para que tu su marca cumpla la ley en la web. Vamos que trabajas un mes y cuando finaliza, te echan, y te dicen que, como te echan, no te pagan lo trabajado.

No tengo motivos para apostar en Betfair, Goldenpark, Pastón, Marathonbet, Botemanía y Gamesys


Por supuesto, estas casas de apuestas no son mejores ni peores que las demás. Pero si tienes que elegir una casa de apuestas en la que jugar, y a la que beneficiar, ¿quieres beneficiar a una casa de apuestas para la que los pequeños autónomos son insignificantes? A Betfair, Goldenpark, Pastón, Marathonbet, Botemanía y Gamesys, no les importa que pequeños autónomos y sus familias se vayan a la ruina; para mí, como trabajador, como insignificante ser humano que soy para ellos, es suficiente motivo para no darles mi dinero. Prefiero dárselo a una casa de apuestas que valoren a los seres humanos como lo que son.

No hay comentarios:

Publicar un comentario